Las albóndigas o hamburguesas de lentejas son un plato original y sabroso.

Las albóndigas o hamburguesas de lentejas son un plato original y sabroso.

Las mejores 12 recetas con lentejas



Huye del potaje y sorprende con platos ingeniosos y nutritivos

Seguro que entre tus recetas no falta la de cómo cocinar unas buenas lentejas clásicas, las de la abuela. Pero, ¿sabes en cuántos platos más puedes utilizar las lentejas como ingrediente principal o acompañante? Son muchos los reacios a comer platos a base de esta legumbre tan rica en hierro. En Cocinar.net te explicamos hoy cómo maquillar un buen plato de lentejas, para que no parezca un simple potaje sin alegría. Descubre también recetas frescas para disfrutar de las legumbres incluso en verano.

Ensalada de lentejas

Para cocinar una ensalada de lentejas, puedes hacerlo más fácil y utilizar lentejas de bote ya cocidas. Como en cualquier ensalada fresca, puedes escoger los ingredientes que creas que más pueden irle a esta legumbre, pero te proponemos tomate maduro, cebolla, zanahoria, maíz y, el toque final, lo dará una buena cantidad de queso fresco troceado. El aliño sí que permite libre albedrío, pero el vinagre siempre es un buen aliado de las lentejas, ¡tenlo en cuenta!

Las lentejas pueden cocinarse tanto en platos fríos como calientes.

Las lentejas pueden cocinarse tanto en platos fríos como calientes.

Rollitos de pollo, ¡con lentejas y almendras!

Se trata de un plato más elaborado que la ensalada de lentejas, ¡pero mucho más sabroso! Apto tanto en invierno, como en verano. Para una comida de cuatro comensales, necesitarás 600 gramos de pechuga de pollo (fileteadas de modo que se puedan rellenar y enrollar), caldo de verduras, almendras granuladas, una cebolla picada, una clara de huevo un poco batida y las lentejas. Sofríe la cebolla, incorpora las lentejas, el caldo y las almendras. Rellena las pechugas de pollo con la mezcla. La clara de huevo te servirá para enrollar las pechugas con el relleno y que no se abran. Deja los rollitos en la nevera durante un par de horas. Cuando quieras cocinarlos, sólo tienes que meterlos unos 20 minutos en el horno. Puedes añadirles por encima un poco de caldo para que no se resequen.

Lentejas con huevos

Hierro y proteínas en un mismo plato exquisito. Con dos huevos te va a bastar para preparar esta receta para cuatro personas. Además, aprovecha para añadirle un toque picante con un buen trozo de chorizo. Utiliza también algunas verduras al gusto, como por ejemplo pimiento verde, zanahoria y cebolla. Si quieres que este plato te quede espectacular, deja las lentejas en remojo la noche anterior. En el momento de cocinarlo, coloca en una olla las lentejas, el chorizo y la zanahoria. Para no perder el sabor de las verduras, sofríe el pimiento y la cebolla en una sartén, después hazlas puré o déjalas troceaditas. Añade esta mezcla a la olla con las lentejas y acompáñalo con los huevos, ¡al gusto!: cocidos, rotos, revueltos…

Los huevos, cocinados de cualquier forma, son un acompañamiento perfecto para las lentejas.

Los huevos, cocinados de cualquier forma, son un acompañamiento perfecto para las lentejas.

Lentejas con champiñones

Las lentejas amarillas y los champiñones son los ingredientes más importantes de esta receta. Pero además te pedimos que tengas a mano perejil picado, una cebolla, vinagre balsámico, pimienta y un poco de miel. Fríe la cebolla y los champiñones. Cuece las lentejas en una olla aparte y cuando estén casi listas, añade el sofrito. El vinagre, la pimienta y el perejil le darán el toque final. Puedes añadir estos complementos al acabar, cinco minutos antes de sacar las lentejas del fuego. Es importante que las lentejas queden bien escurridas, pues se comen secas, junto a los champiñones (también puedes sustituir este ingrediente por algunas setas, o mezclar ambos).

Lentejas con foie gras

Pasamos de un plato sencillo a uno exquisito. ¿Quién dijo que una comida con lentejas no podía ser de lujo? Esta receta requiere escoger más cuidadosamente los ingredientes: lentejas, hígado de pato, 12 vainas, calabacín y zanahorias. Este plato cuenta con tres pasos: por una parte, se cuecen las lentejas. Las verduras se sofríen aparte y, en tercer lugar, el hígado será sapimentado y freído en una sartén con aceite muy caliente. Cuando esté todo preparado, sólo te faltará añadir el foie sobre las lentejas, ¡y a sorprender a tus invitados!

Lentejas al curry

Seguramente esta es una de las recetas con lentejas que más llama la atención. Vas a necesitar cebolla, manzana (elige el tipo que más te guste), panceta, nata para cocinar, curry y, cómo no, las lentejas. Cuece las lentejas con un poco de sal y laurel. Sofríe a parte la cebolla y añade después la manzana y la panceta. Cuando ya esté todo bien cocido, añade el curry al gusto y unos minutos después la nata para cocinar. Mézclalo con las lentejas ¡y cuéntanos que te ha parecido esta mezcla de sabores!

Utilizar curry en un plato de lentejas puede parecer arriesgado, ¡pero el resultado es inmejorable!

Utilizar curry en un plato de lentejas puede parecer arriesgado, ¡pero el resultado es inmejorable!

Tacos de lentejas

Esta receta permite las variaciones que quieras, para que puedas comerte unos tacos realmente a tu gusto (o al de tus invitados). Elige las verduras que más te llamen la atención. Proponemos cebolla, pimiento verde y tomate, que son los vegetales que más suelen acompañar a las lentejas, pero puedes quitar o añadir los que desees. Haz un sofrito con las verduras que hayas elegido. Los tomates los trocearemos aparte y dejaremos que hagan un poco de salsa (puedes sofreírlos un poco si quieres, y la salsa será más densa). Serán utilizados para cubrir el relleno de los tacos. También puedes escoger cómo presentar las lentejas. Si quieres, puedes hacer puré con ellas y después añadir el sofrito de verduras. Pero las lentejas hervidas, sin ser troceadas, también son un buen punto, sobre todo en verano. Rellena los tacos con la mezcla de las lentejas y el sofrito. Añádele un poco de queso y la salsa de tomate. Puedes colocarlos durante 15 minutos al horno, para que se doren y gratine el queso. ¿Habías probado alguna vez unos tacos más sanos?

Los tacos son otro buen complemento para disfrutar de unas lentejas con verduras.

Los tacos son otro buen complemento para disfrutar de unas lentejas con verduras.

Albóndigas de lentejas

Esta es una de las recetas más sencillas de preparar con lentejas, ¡y una de las más apetitosas ya a simple vista! Tritura un vaso de lentejas (remojadas de la noche anterior), dos dientes de ajo, media cucharadita de comino, un poco de sal, tres huevos crudos y una cebolla. Tritura de nuevo la mezcla con una buena cantidad de perejil y fríelo en aceite caliente, dándole forma de albóndiga. ¡Buen provecho!

Las albóndigas o hamburguesas de lentejas son un plato original y sabroso.

Las albóndigas o hamburguesas de lentejas son un plato original y sabroso.

Lentejas fritas con especias

Las legumbres siempre saben mejor cocinadas junta a otras legumbres. Así que las lentejas fritas las acompañaremos, por ejemplo…¡con garbanzos! ¿Qué te parece la idea? Prepara un ajo, una cebolla, cuatro pimientos verdes y medio kilo de tomates. Y, ¡cómo no!: los garbanzos y las lentejas. Si tienes a mano media cucharadita de comino, media de mostaza en grano y una de cúrcuma molida, el sabor de tu plato será mucho más intenso. Piensa que se trata de un plato frío, una especie de ensalada de legumbres, por lo que el aderezo será importante.

Lentejas con pan y ajo

Trozos de pan duro, dos dientes de ajo, vinagre, aceite y una sopa de lentejas. Esto es todo lo que necesitas para disfrutar de esta peculiar receta. Es tan sencillo como echar la sopa de lentejas caliente sobre el pan. El toque final lo dará el ajo frito con dos cucharadas de aceite y dos más de vinagre. Para disfrutar de esta comida, te recomendamos hacerlo sobre un plato hondo para que no se desparrame la sopa de lentejas.

El pan siempre es una buena base para cualquier receta, incluso con lentejas.

El pan siempre es una buena base para cualquier receta, incluso con lentejas.

Lentejas con chorizo

Se trata de un plato bastante parecido a las lentejas de toda la vida, pero con un toque picante. Es ideal para reponer fuerzas durante el invierno, a la vez que se entra en calor. ¿Tienes a mano lentejas, chorizo, cebolla y zanahoria? Entonces ya estás listo para preparar las lentejas con chorizo. Si dispones de una olla rápida, será la mejor manera para cocinar este guiso. Debes colocar en la olla la cebolla, la zanahoria y el chorizo a trozos. Si además le añades un ajo y una hojita de laurel, el sabor y el aroma serán mucho más ricos. Añade después agua y sal y déjalo hervir todo unos 10 minutos. Después haces un puré con la cebolla y la zanahoria, añádelo de nuevo a la olla con las lentejas ¡y listo!

Un plato parecido a las clásicas, pero con un toque picante

Un plato parecido a las clásicas, pero con un toque picante

Lentejas con arroz

Si hay un plato más nutritivo que el de guiso de lentejas, es mezclar esta legumbre con arroz. Un mix inmejorable de hierro y cereales. ¡Además puedes elegir el tipo de arroz que más te guste! A parte de lentejas y arroz, para preparar este nutritivo plato necesitarás una cebolla, patatas, zanahorias, pimiento verde y unos 5 dientes de ajo. Como siempre, el pimentón dulce, la sal, el laurel y el perejil mejorarán el resultado, ¡a tu gusto! En este plato, deberemos cocer el arroz con un par de dientes de ajo en una cacerola aparte. En otra, añadiremos el resto de verduras troceadas junto a las lentejas. Una vez estén ambas partes cocidas por su cuenta, podremos juntar legumbre y cereales para disfrutar de este plato tan rico en nutrientes.

 
Tags:

¿Tú que opinas? ¡Explícanoslo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>