Los postres tradicionales

Los postres tradicionales

Siete dulces típicos de Semana Santa



El huevo es un ingrediente y elemento decorativo común en los postres de esta festividad

La Semana Santa es una de las festividades que más separa las tradiciones culinarias españolas. Son decenas las recetas típicas que se preparan en los hogares, diferenciándose según las distintas provincias e, incluso, por ciudades.

Sí que es cierto que la mayoría de estos platos acompañan a la tradición cristiana de no comer carne durante la Cuaresma.

Antiguamente los huevos eran considerados carne. Es por ello que muchos de los dulces típicos de Semana Santa cuentan con la representación de este alimento, ya sea entre sus ingredientes o en su decoración. Ello se debe a que se cocinaban estos platos para celebrar el fin de la Cuaresma y del ayuno.

pascua mona

El huevo es un elemento decorativo muy recurrido en estos postres

La mona de Pascua, de bizcocho o chocolate

La mona de Pascua es un postre típico en Cataluña, Islas Baleares y Valencia. Aunque también hay familias que siguen esta tradición en otras comunidades autónomas.

La mona de Pascua típica de Valencia suele llevar huevos reales de gallina pintados, que sirven para decorarla. La forma de la mona de Pascua valenciana suele representar una serpiente, una lagartija o un mono. En cambio, en Cataluña se parece mucho más a un bizcocho y el huevo decorativo suele ser de chocolate.

mona pascua

En Cataluña, las monas de Pascua tienen forma de bizcocho

Además de ser un dulce del que se disfruta normalmente el domingo de Pascua, para celebrar el final del ayuno cuaresmal, en algunas provincias es un regalo que le hacen los padrinos a sus ahijados. Cuando la mona de Pascua es un obsequio para los más pequeños de la casa, suele estar hecha completamente de chocolate y representar distintas figuras, entre las que casi siempre aparecen los típicos huevos de Pascua y figuras de pequeños pollitos.

Las torrijas, ¿de origen andaluz?

Es uno de los dulces más típicos de Semana Santa, y seguramente el más antiguo. Se dice que ya en el siglo XV se preparaba este plato, utilizándolo como alimento de gran aporte energético.

Las torrijas son una comida muy fácil de preparar. Sólo se necesitan rebanadas de pan duras que serán empanadas con leche y huevo para después freírlas. Normalmente tienen un toque de canela, miel o licor.

Se elucubra sobre su origen andaluz, pero la verdad es que actualmente es un plato típico de cuaresma en la mayoría del centro y sur de la Península.

torrijas

Las torrijas son uno de los dulces más típicos de Cuaresma

El pestiño, en la Navidad y la Semana Santa de Andalucía

El pestiño es otro dulce típico del sur de España. De origen humilde, como la torrija, el pestiño está elaborado con harina y miel, también frito en aceite de oliva.

Uno de los aspectos más destacados del pestiño es su forma, variable en las distintas poblaciones andaluzas. Lo más típico es que tengan forma de lazo, que se consigue aplanando la masa y doblando dos de sus extremos hacia el interior.

Crespells, estrellas y corazones típicos mallorquines

Los crespellets son una especie de galleta típica de la Pascua mallorquina. Suelen tener distintas formas, entre las que destacan los corazones y las estrellas. Las familias mallorquinas cuentan con decenas de moldes para realizar estas figuritas.

Se trata de un dulce que suelen ayudar a preparar los más pequeños de la casa, gracias a su fácil elaboración y sus divertidas formas.

Es una receta fácil de preparar que no requiere más de media hora.

Una vez se han enfriado, los crespells suelen ser espolvoreados con azúcar glass. ¡Y a comer!

crespells

Los crespells son un postre típico mallorquín

Robiols: los más típicos, con cabello de ángel

La masa que se utiliza para preparar los robiols es muy parecida a la de los crespellets. Se trata también de un postre típico mallorquín. La diferencia entre esta y la anterior receta es que los robiols van rellenos de distintos dulces.

Lo más tradicional es hacerlos de dulce de leche, requesón, mermelada o cabello de ángel. Pero lo cierto es que cada cual puede escoger de qué rellenar la masa y son cada vez más las innovaciones.

Incluso se han llegado a preparar robiols con relleno salado. Una buena combinación puede ser, por ejemplo, sobrasada con miel. Se consigue una magnífica mezcla entre dulce y salado.

Leche frita: leche, azúcar, harina, yemas de huevo, canela y mantequilla

Aunque la leche frita es un postre que en algunas casas gallegas se degusta durante todo el año, se ha convertido poco a poco en uno de los platos más preparados en Semana Santa.

Como casi todos los postres de esta festividad cristiana, la leche frita es un plato muy fácil y económico. Se prepara una mezcla de leche, azúcar y harina a la que más adelante se le añaden dos yemas de huevo. Una vez queda todo bien disuelto se coloca sobre una placa untada de mantequilla y se deja enfriar. Esta masa resultante se cortará en porciones y se rebozará en harina y huevo, para ser freída en aceite y cortezas de limón.

Leche frita

La leche frita es un delicioso postre muy fácil de preparar

Desde Galicia, las filloas

La rica gastronomía gallega no decepciona tampoco en Semana Santa. Además de la leche frita, las filloas son como unas crepes típicas de esta comunidad autónoma. Se cocinan en Carnaval y durante las vacaciones de Semana Santa. Tan solo se necesita leche, huevos, harina, mantequilla y sal para disfrutar de este dulce.

 

¿Tú que opinas? ¡Explícanoslo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>